¿Cuándo fue la última vez que lloraste

hasta sentir que te ibas a deshidratar? 

Las emociones no tienen jerarquías, simplemente son. Estamos tan acostumbrados a la falsa idea de la felicidad perpetua que ignoramos y descartamos todo aquello que se manifieste de una manera diferente.  Si decidimos sentir lo “positivo” al máximo, tenemos que permitirnos sentir todo lo demás con la misma intensidad y respeto. Estas obras hablan precisamente de eso. Buscan reivindicar emociones como la tristeza y cimentar la importancia del llanto. Utilizo el cuerpo humano como medio de expresión y el desnudo como la máxima representación de la vulnerabilidad. Los rostros son abstractos, no tienen facciones ni determinantes para que cualquiera pueda identificarse con ellos. Nuestras tristezas son diferentes, por lo que encasillar su representación sería excluyente. Cada cara esta bordada con hilo metálico, simbolizando las lágrimas que caen.

Esta exposición busca regresar a la representación del sentimiento profundo por encima de lo superficial y efímero. Este es un tema atemporal y de suma importancia, algo con lo que todos podemos relacionarnos.

Sequía

Audios

Esta exposición fue creada para que el espectador pueda experimentarla de manera íntima y personal. Te recomiendo usar audífonos y escuchar cada uno de los audios que describen y explican las obras de Sequía.

En la última sala no hay audios disponibles, esto con la intención de que puedas escuchar el goteo de la instalación "Erosión". Es el punto culminante de la exposición.

32286B52-A087-4C7A-AA68-9C0C044FB783 2.JPG
IMG_6685 2.JPEG